miércoles, 23 de junio de 2010

Talleres de Hip hop para niños de zonas vulnerables

Se trata del Proyecto Cooperativa del Hip Hop: arte urbano para la inclusión, nodiscriminación y prevención de la violencia en comunidades juveniles vulnerables que forma parte de los Proyectos Sociales de Extensión “Prof. Mauricio López”  que lleva adelante la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNCuyo.

Publicado por Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Cuyo


El proyecto surge de la iniciativa de artistas de hip-hop, rap, break dance y graffiteros que viven en zonas vulnerables, de acercar a otros jóvenes de sus comunidades al hip-hop como una herramienta cultural de inclusión. Asimismo, la inquietud de estos artistas se debe a la violencia que afecta especialmente a niños, niñas y jóvenes de comunidades dispersas en los barrios del Gran Mendoza, acentuando la discriminación que da origen a esa violencia.
El equipo de extensionistas está integrado por docentes, graduados y estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de Artes y Diseño y por representantes de las diferentes manifestaciones del hip-hop en Mendoza. Además, participan del Proyecto el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Acción Ciudadana (Favim), la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad de Mendoza, la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de Mendoza y las Municipalidades de Maipú, Las Heras, Guaymallén, Godoy Cruz y Capital.
Los extensionistas priorizaron el hip-hop por ser una de las formas elegidas por niños, niñas y jóvenes de comunidades vulnerables porque les permite entender las prácticas de violencia discriminatorias, expresarse y por lo tanto impulsar cambios.
Martin Appiolaza, sub-coordinador del proyecto, expresó que el Proyecto “consiste en la realización de talleres productivos del que participarán niños y jóvenes de zonas vulnerables del gran Mendoza en los que aprenderán sobre los componentes del hip-hop: rap, break dance y graffitis”. Los mismos se realizarán en la sede de los municipios participantes del Proyecto con los chicos que residan en la zona.

Al finalizar dichos talleres, los integrantes de cada grupo elegirán entre todos los trabajos la mejor obra y se realizará una muestra para “dar a conocer de alguna manera el talento que está en las calles, en la esquina, en esos chicos que a veces la sociedad mira con sospecha pero es quizás donde más conciencia hay de cambio social en nuestra sociedad, declaró Appiolaza.
Por su parte, el tallerista Alejandro Fernández sostuvo que “en el Proyecto se plasma lo que realizan desde hace 15 años y que, a través del mismo, pretenden mostrar esta actividad y multiplicarla”.
Además agregó que “el hip-hop es un movimiento cultural que si bien no se ha masificado, porque nunca tuvimos el apoyo de los medios masivos de comunicación, está muy instalado en Mendoza a comparación de otras provincias” y forma parte, además, de una cultura revolucionaria que difunde mensajes de igualdad social y una gran cantidad de valores positivos.
Por último, Fernández reflexionó sobre la relación del Proyecto con la UNCuyo y afirmó que es muy bueno que la Universidad brinde apoyo a este tipo de proyectos porque significa que están mirando a la sociedad, que tienen interés en cambiar la realidad y mejorar la sociedad.
Este Proyecto, que se encuentra en plena ejecución, forma parte de un conjunto de 32 iniciativas que involucran a todas las Unidades Académicas de la UNCuyo, en los que participan más de 250 extensionistas con 7000 destinatarios directos.
Con esta convocatoria, la Secretaría de Extensión Universitaria apuesta a incrementar los esfuerzos para colocar a la educación superior al servicio de la resolución de los problemas socialmente relevantes y a revertir la tendencia autorreferencial de la academia.