Párrafo


Vendimia sueca
Mendoza, 8 de marzo de 2015

Me tocó sentarme en la Fiesta de la Vendimia junto a un sueco. Para romper el hielo me preguntó qué era el peronismo, Difícil explicarte, le corté. Cuando empezó el espectáculo del acto central me preguntó por qué los obreros de las bodegas se vestían como mineros. Difícil explicarte, le dije. Cuando terminó el show de bailarines con las tres versiones de malambo, un perro mecánico y la elección de una reina que no habló justo en el día de los derechos de la mujer, el sueco insistió: ¿de qué se trató la Fiesta de la Vendimia? Difícil explicarte, me disculpé. Intenté zafar: la Fiesta de la Vendimia fue como el peronismo: un género propio. El sueco quizá vuelve el año que viene.




Democracia
Mendoza, 30 de octubre de 2014

La señorita Adriana nos hizo votar en el grado. Fue un simulacro en la escuela López de Gomara. Entre los compañeros de séptimo ganó Alfonsín. Unos días después, el domingo 30 de octubre de 1983 ganó Alfonsín en todo el país para recuperar el voto, el juicio a los militares y una democracia sin violencia. Ya pasaron 31 años del día de la restauración de la Democracia.
Hace unos días encontré a la señorita Adriana en la cola de un restaurante. Ella ya no es la maestra debutante, ni yo el alumno aplicado de entonces. Hablamos y recordé aquella elección en el curso, toda la ilusión, todo lo que significaba para nosotros la primavera democrática. El señor que la acompañaba dijo que seguro estábamos desilusionados con la democracia. Pero la señorita Adriana lo hizo callar. Fue un reencuentro.
Tiempo después entrevisté a Alfonsín en la sede de la UCR en Mendoza. Pocos radicales habían ido ese día y los que estaba eludían las fotos. El primer gobierno democrático habían terminado hacía poco asfixiado por un golpe de estado económico, levantiscas militares y lo que hoy llamaríamos actitudes destituyentes: los que habían sido derrotados en aquella primera elección buscaban revancha.
En 1998 Alfonsín me recibió en su living de la calle Santa Fe. Le recordé lo que había significado para nosotros esa primera elección y la ilusión herida. Aquí está aquella charla que publicó como entrevista el Diario Los Andes.